sábado, 31 de mayo de 2008

jueves, 29 de mayo de 2008

Sesion continua...

Las tardes con mi abuelo... cine de barrio y NODO.
Normalmente estabamos toda la tarde en el cine, desde que abria hasta la hora de cenar, no importaba ver la pelicula dos veces.
Media barra de pan y dos onzas de chocolate negro.
El pan comido rapidamente, el chocolate al final, despacito, dejando que se fundiese en la boca.
Lo mejor de las tardes de cine iniciaba cuando saliamos de la sala, en ese momento, mi abuelo me hacia revivir la magia de lo que acabamos de ver.
Una de esas tardes vimos Zorba el Griego, cuando acabo me dijo:
- Vamos, corre... tenemos que irnos.
- Yayo, pero si es temprano! y la otra?
- Vamos, ponte el abrigo!
Salimos corriendo del cine y me llevo a una tienda de musica y discos. Compro la banda sonora de la pelicula. Regresamos a casa.
- Que ha pasado? Os han echado del cine?
- No tienes nada que hacer en otro lado? Pues ayudanos a quitar la mesa y las sillas!
- Manoloooo!
- Si no ayudas al menos no molestes!
- Yaya, ayudanos y empuja!
La enorme mesa pegada a la libreria, las sillas en el pasillo.
Mi abuela regreso a la cocina a seguir escuchando el Consultorio de la Señora Francis no sin despedirse con un:
- Este hombre esta loco!
- Ya me lo decia su madre!
- No te cases con el!
Mi abuelo se arremango, sus manos tomaron el disco, como si de un objeto sagrado se tratase; lo puso en el plato, soplo la aguja, la dejo suspendida y me dijo... cuando yo te avise la posas delicadamente.
Se dirigio al centro de la sala... muy serio, concentrado, abrio los brazos en cruz ... los ojos cerrados... y con un susurro... ahora!
Una cosa tan tonta como bajar la aguja daba miedo. Y si lo hago mal?
La musica empezo a sonar y mi abuelo bailo el sirtaki.
- Ahora te toca a ti!
Y con tanta paciencia me enseño a bailarlo.
Si, tanta paciencia, la del vecino de abajo que veia bailar la lampara, la del Sr Roca, el del 2°1° que oia todo el tiempo la misma musica y la de mi abuela, que tuvo las sillas en el pasillo 15 dias.