domingo, 24 de febrero de 2008

N.

Hoy Pingo me ha mandado un correo, me ha hecho reir... me llevo atras en el tiempo a cuando no queria ser niña...


Yo queria ser perro!

N. entro en la vida de mis padres el dia de su boda, 370 dias mas tarde llegué yo, a romper el equilibrio.





N. estaba deprimido, ya no era el principito de casa, no comia, se arrastraba por los rincones y miraba esa cuna. No se acercaba, ahi dentro habia una cosa que respiraba, se movia... Si berreaba, todos corrian y si dormia, tres cuartos de lo mismo. Todo giraba en torno a ese monstruo que olia a talco y leche.

Mi madre, intentando solucionar el problema, me desnudo y me dejo en el suelo... N. se acerco, despacito, finalmente iba a ver la causa de sus males!

Me olio, se tumbo a mi lado... con su hocico pegado a mi... me habia adoptado!


Desde ese momento crecimos juntos, era mi hermano mayor, mi amigo, mi maestro y yo queria ser como el!

Tenia mucha paciencia conmigo, cuando le ponian la comida corriamos los dos, el llegaba antes, logicamente, el tenia 4 patas, yo todavia no, pero N., cuando yo llegaba, me dejaba elegir el trocito mas apetitoso, me mimaba, me cuidaba.




Y yo le envidie siempre, podia beber en los charcos, podia mancharse de barro, podia quedarse en el jardin todo el tiempo que quisiese, no tenia que bañarse cada dia, no se ponia zapatos ni se vestia...



Mi infancia la pase preguntando, mama, cuando sea perro podré hacer esto? Ella siempre me dijo que si!



Hoy pingo me ha mandado una frase... y me ha parecido que era N. dandome un consejo de hermano mayor


Enfoca cualquier situación problemática como lo haría un perro.


Olfatea el problema.


Si no te lo puedes comer o follar....
...méate en ello y vete!

2 comentarios:

Enheduanna dijo...

Había una vez....UN CIRCOO que alegraba siempre el corazóoooon......no es muy desagradable no??

Anónimo dijo...

mi querida esposa virtual, me ha encantado tu escrito y la frase de Pingo. Un besito y te espero en el sofa