martes, 26 de febrero de 2008

Servicio Sanitaro

Buenos dias, venia a...
Una enfermera sonriente me interrumpe con un “sientese, ahora la llamo”

Obediente y sentada reconozco que Einstein tenia razon, cuan relativo es un “ahora”, en este caso ha durado sesenta minutos.
Ha continuado a sonreir mientras metia y movia la aguja en mi brazo,
- ¿Le hago daño? (sonriendo)
- No, tranquila! (lamadrequelapario)
- Las tiene escondiditas. (sin dejar de sonreir las dos)
- No se preocupe... siga... no me duele! (quelaencuentrerapiditoolearreounahostia)
- Tenga paciencia, veamos si ahora la encuentro.(Ya no sonrie)
- Verà que si! (sonriendo, joderrrrrrrrqueacaberapido)
- Oh, la he traspasado, vamos a ver si... (me mira acojonada, espera mi reaccion, sonrio)
- No pasa nada, ya se que son dificiles de encontrar. (rictus, quellamenaotropararematarme)
- Finalmente! Ahora si! (este ahora ha durado mucho menos y sonreimos las dos, me duelen las mandibulas y el brazo)

Electrocardiograma, siempre sonriente entrego el documento y sin necesidad de que me lo digan me siento y espero, llegara mi hora... cuando? eso es relativo, verdad Albert?
Una horaaaaa, sesenta minutos de nuevo!
¿La señora C......? Se parece a mi nombre, tiene un deje exotico, no suena a italiano, mas bien arabe... si, me llaman a mi!
-Mire, se han olvidado poner un timbre. Vaya a que se lo pongan y vuelva.
- De acuerdo.
Sonrio, obedezo, voy, ponen el p.... timbre, vuelvo, entrego, sonrio, obedezo y me siento!
Son las 10:00, empiezan a pasar los pacientes de “cirujia de la mano”. No es posible, yo soy de ginecologia y deberia pasar antes.
- Perdone, no deberian acabar antes con los pacientes de ginecologia?
- Claro, ya han pasado todos.
- No, todos no... falto yo.
- A Ud le faltaba el timbre.
- El timbre ya esta puesto.
- Si, y Ud pasara cuando hayan pasado todos.
- Oh! Y cuando deberia ser ese momento?
- Sobre las 13:00
- Noooo, esta bromeando?
- No, vaya a quejarse con quien se olvido de poner el timbre.
- No me interesa quien se ha equivocado, esto se debe solucionar ahora mismo.
- No puedo hacer nada, tiene que esperar a que acaben los demas. Vaya a quejarse al “tribunal del enfermo”!
- No creo que sea necesario, el proximo electrocardiograma sera el mio. Alguien se ha equivocado y Ud puede solucionarlo en vez de estar aqui perdiendo el tiempo y si no es capaz, llame al Director Sanitario. No voy a esperar ni cinco minutos mas. Elija! (sonrioooo)
- Un momento.
Ahhhhh, ese si que ha sido un "momento", a los treinta segundos, se asoma y me dice, Señora C.... (deje exotico y cabreado) se ponga comoda. (sonrio)

En ese momento me han hecho "la ola"
Solo me quedaba la frase, Ud. no sabe quien soy yo!
Todo lo demas ha ido bien, la operacion es el dia 28/2, la visita del anestesista el 6/3, minucias.. cosas sin importancia...
Servizio Sanitario Nazionale!
Sonrio!

2 comentarios:

Enheduanna dijo...

A ver, ragazzaaa, pasese usted por mi blog que tiene algo que recoger.
Un besote.

Anónimo dijo...

Dueña del verbo, salto sobre la vida, infinita cabriola y espiga de mar en busca de esa vía... tan difícil de hallar.